Connect with us

Nacionales

El inicio de clases encuentra a casi el 80% de estudiantes vacunados

Publicado

el


Se aplicaron casi nueve millones de dosis en niños de 3 a 11 años y unos 7 millones en adolescentes de 12 a 17. La inoculación y la baja de contagios, generaron las condiciones ideales para un comienzo del ciclo escolar con más seguridad sanitaria que en 2021.

El avance de la vacunación con la aplicación de dos dosis a casi el 80% de la población entre 3 y 17 años y el «franco descenso del impacto de la variante Ómicron de coronavirus en los meses de diciembre y enero» generaron las condiciones ideales para un inicio de clases con más seguridad sanitaria que en 2021, señalaron especialistas.

A ese escenario se suma la cobertura de un 70% de los docentes con esquema completo de inmunización contra la Covid-19, mientras que los especialistas confían en que con la llegada del primer cargamento de vacunas Pfizer para niños de 5 a 11 años los que aún no se vacunaron podrán hacerlo.

Cifras del Monitor Público de Vacunación

De acuerdos a los últimos datos del Monitor Público de Vacunación fueron aplicadas casi nueve millones de dosis en niños de 3 a 11 años y unos 7 millones en adolescentes de 12 a 17 años, lo que configura un universo de cobertura de casi un 80% con esquema completo de inmunización.

«En este contexto el regreso de la presencialidad no sólo es seguro sino también necesario. Esto lo hace posible un descenso drástico del impacto de Ómicron entre diciembre y enero y el avance significativo desde finales de enero hasta ahora de la vacunación en la población pediátrica», dijo a Télam Elizabeth Bogdanovich, integrante de la comisión directiva de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

La especialista destacó que está en debate con las autoridades sanitarias que pasará con la población de 45 días a 3 años que concurre a jardines maternales, ya que aún no existe una vacuna para ellos.

«En estos casos, en los que además el uso del barbijo para niños tan chicos es desaconsejado y no se puede mantener el distanciamiento social, aconsejamos que la escuela ejecute todas las medidas de prevención necesarias y los docentes tengan su esquema de vacunación completa hasta la llegada de la vacuna», refirió Bogdanovich.

La inmunización pediátrica comenzó en menores de 11 años en octubre del año pasado con la vacuna de Sinopharm, que contiene un virus desactivado, la plataforma que se utiliza con los esquemas de inmunización desde hace varios años.

La secretaria de acceso a la Salud, Sandra Tirado, destacó esta semana el arribo de las primeras 216.000 dosis de la vacuna Pfizer para niños de entre 5 a 11 años, y aseguró que «van a seguir llegando durante febrero y marzo».

«Vamos a recibir en total 5 millones», subrayó la funcionaria y explicó que «se suman a la vacuna que venimos colocando en pediatría, que es Sinopharm».

La vacuna de Pfizer trabaja con una plataforma que surgió a partir de la pandemia de coronavirus, a través del ARN mensajero, que demostró ser «muy confiable y segura», sostuvo Bogdanovch.

Otro de los aspectos a tener en cuenta en la población pediátrica es la recuperación de la vacunas de calendario que omitieron darse en su momento a raíz de la emergencia sanitaria.

«Tenemos que estar atentos a la circulación del virus respiratorio en general y a ver cómo se comporta el Covid-19 en ese sentido», advirtió Tirado, quien añadió que «vamos a empezar el otoño y el invierno, que son etapas estacionales, donde los virus respiratorios circulan con mayor cantidad».

En ese sentido, Bogdanovich sostuvo que «los chicos fueron los últimos en ser liberados de las restricciones que les impuso la pandemia y esto hizo que muchos de ellos estén retrasados en la recepción de las vacunas». «Hay niños que nacieron en plena pandemia y no recibieron las vacunas de los primeros meses de vida y ahora están necesitando cubrir esas dosis», explicó.

FIEBRE Y TOS LEVE: EFECTOS ADVERSOS QUE OCASIONARON LAS VACUNAS PEDIÁTRICAS

Las aplicación de las vacunas para el coronavirus en niños y adolescentes encontraron escasos efectos adversos en la Argentina, más asociados a la aplicación de las dosis de Pfizer y Moderna que a las de Sinopharm, aunque todos ellos sin gravedad, aseguró a Télam la pediatra Elizabeth Bogdanovich.

Desde octubre pasado, «se han encontrado casos en niños que han referido tos y fiebre a los cinco o siete días de haber recibido la vacuna Sinopharm, mientras que en el caso de las vacunas con ARN mensajero, como Pfizer y Moderna, se vieron dolores musculares y excepcionalmente casos de miocarditis o pericarditis», indicó la médica de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

La vacunación para el coronavirus en niños se recomienda, ya que si bien la infección tiende a ser más leve en este grupo que en los adultos, pueden enfermar gravemente, requerir internación y ocasionar secuelas.

En tanto los niños con afecciones médicas subyacentes corren más riesgo de contraer enfermedad grave como el síndrome inflamatorio multisistémico, una afección en las que se inflaman diferentes partes del cuerpo (corazón, pulmón y órganos gastrointestinales, entre otros).

Además del beneficio directo de la vacunación, inmunizar a los niños otorga un beneficio indirecto al disminuir la transmisión de virus y así contribuir a la inmunidad colectiva.

La integrante de la SAP recomendó a los padres completar los esquemas de esas vacunas y dijo que se pueden aplicar en forma conjunta con las de la Covid-19 ya que «cuando faltan vacunas de calendario nunca hay que empezar de cero».

La pediatra vinculó al 20% de niños y adolescentes que aún falta vacunar con el hecho de que algunos médicos prefirieron esperar la publicación de los estudios de fase 1 y 2 de la vacuna de Sinopharm.

«Pero actualmente cada vez son menos, cada vez es más sólida la información y ahora tiene más datos que reflejan el resultado en cuatro millones de chicos», detalló.

En ese sentido, dijo que «cuando el pediatra está seguro le transmite esa seguridad a los padres que aún están reticentes de vacunar a sus hijos. Creemos que con la llegada de la vacuna de Pfizer estas dudas van a terminar despejándose».

Las clases comenzarán en casi todo el país a partir del 2 de marzo con presencialidad plena y sin las burbujas en las que se dividió a los alumnos en el 2021 para combinar esquemas virtuales con presenciales

Un protocolo denominado «aula segura», diseñado por los Ministerio de Salud y Educación, con las recomendaciones de expertos, basado en cuatro pilares fundamentales –barbijo, vacunación, ventilación y lavado de manos– será el esquema que adoptarán las jurisdicciones para garantizar esa presencialidad.

 

Fuente: TELAM


Continue Leyendo

Auspician

Tiempo en Sáenz Peña